Estupiñán se sube al submarino.

La crisis generada por la pandemia del coronavirus no está siendo impedimento para que el Villarreal esté confeccionando el mejor plantel de las últimas temporadas. El último en subirse al submarino ha sido el ecuatoriano Pervis Estupiñán, quien ha firmado para las siete próximas campañas como refuerzo de lujo para la retaguardia castellonense.

La grave lesión de Alberto Moreno, quien estará más de seis meses de baja, obligó al club amarillo ha cambiar sus prioridades y a centrar sus objetivos en la llegada de un lateral zurdo. Tras los fichaje de Parejo, Coquelin, Kubo y Rulli, el Villarreal ha hecho un nuevo esfuerzo para hacerse con uno de los futbolistas más prometedores del mercado en su posición. Una operación cercana a los 15 millones de euros por un futbolista que la pasada campaña firmó una temporada excelente con el Osasuna y cuya voluntad de regresar a LaLiga ha sido fundamental a la hora de cerrar la operación .

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.